Abriendo una puerta mágica

Parece mentira pero ya ha pasado un año, sí, un año haciendo aquello que mi mente ansiaba hacía mucho tiempo, pero que nunca se atrevía a hacer. Un día como hoy decidí abrir la puerta a un mundo lleno de magia e ilusión, decir que no fue tarea fácil ni todo fluyó como un río bravío, sino más bien como manantial dosificando su goteo lentamente.

Cuántas horas acostado en mi cama con mi cuaderno y mi lápiz como única arma, esperando a que vendría ella a visitarme, la amiga creatividad que no siempre está ahí, pero cuando te viene a visitar yo la aprovecho al máximo, y bebo hasta la última gota como si de un zumo se tratara. Al principio te costaba llegar y otras cuando venías, llegabas como un tornado y era complicado enlazar todo debido a la velocidad con que salía todo, pero enseguida me ponía a viajar sin moverme de mi mesa y por arte de magia todo se ralentizaba y todo iba fluyendo de mi cabeza pausado y lento, encontrando esa calma que lleva a centrarse y escribir con sosiego.

Alguna vez la puerta se cierra (famosos bloqueos) pero yo busco a mis musas para tratar de salir cuanto antes de este estado. Mis musas son simples, la lectura, la música y no podía faltar ella, “AMY LEE”, que siempre está ahí con su mirada penetrante y sin decir nada hace que encuentre el camino cuando he perdido el rumbo, su mirada es mi brújula. Mi mente es el mejor tope que tengo para que esa puerta no se cierre por mucho tiempo. Es una forma muy bonita de descubrir algo único que hay dentro de cada persona, único e irrepetible, un potencial que está ahí esperando a que vayas a por él y lo saques afuera como una forma de expresarte a tu manera.

Esta amiga ha hecho que mirar hacia dentro se convierta en reflexión y decidir que no se quede dentro de forma perecedera, la experiencia me ha demostrado que antes de que se vuelva tóxico, es más productivo y satisfactorio convertirlo en algo honesto y bonito para plasmarlo en el papel. Una riada que inunde mi mente de ideas creativas, una puerta se abre ¿pero habrá más puertas por abrir?, lo dejo a tu elección, con un intento que hagas habrás superado muchos niveles a nivel personal. Dejo esta pregunta a modo de reflexión para todos, ¿si puedes abrir esta puerta por qué no vas a poder con las demás?

Contigo un día al mes

Elisabette - Contigo un día al mesUn día al mes la vida te trae a donde estoy. Desaparece por dos horas “Elisabette” y aparece tu amá.

Ya con tiempo compro el huevo kínder de chocolate que tanto te gusta. Estando contigo me olvido de todo, tan sólo estamos tú y yo. Nuestro pequeño espacio para que sepas que pienso en ti y que te quiero con todo mi corazón. No me basta pero aprovecho cada instante como si fuera el último segundo de mi vida.

Y me encanta hablar contigo hombrecito de nueve años. De vez en cuando me haces alguna pregunta, pero muy pocas, como si tuvieras miedo a saber más ¡Pregunta cariño! Que seguro tendré una respuesta lo más adecuada posible, pues tú eres mi niño.

Mientras estamos surge algún que otro beso y abrazo y gracias a Dios los recibes con agrado,

Y yo te los doy para que te llegue mi amor y cuando te sientas decaído en tu día a día de niño, te acuerdes que tu amá estará una vez más para jugar hablar… CONTIGO UN DÍA AL MES.

Buscando un respiro

Elisabette - Buscando un respiroLa vida se vuelve difícil a medida que van pasando los años y nos vienen las cosas que nos cuesta llevar.

Intentas o quieres estar con los pocos amigos que te aprecian. Un apoyo, un respiro para el estrés de emociones.

Se echa de menos los tiempos en que eran pocas las cosas malas de la vida, donde la tranquilidad reinaba, todo era más fácil de conseguir, donde confiabas más en la gente y te hacía sentir bien el relacionarte.

Ahora, con las fuerzas minadas y enfermo el cuerpo por perder demasiadas cosas que desaparecieron por el camino, ahora, puedo ser feliz muy pocas veces, pues cuesta luchar y me dejo las fuerzas en cada paso que doy.

Menos mal que a pesar de todo siempre hay alguien que de algún modo tira de tu mano y consigues que tu tiempo sea más liviano y al fin encuentras un respiro.