Archivo de la etiqueta: creatividad

Descubriendo y expresando

Cámara 01Hace pocas semanas me he vuelto a introducir en ese mundillo de la fotografía, la verdad y debido a no poder ir a la montaña a cierto nivel, hacía años que la tenía arrinconada y cada vez que nos encontrábamos cara a cara la lente y yo ella me hablaba:

— Me decía: Me siento sucia anda sácame el polvo de encima.
— Sácame de paseo pues me siento agarrotada y encerrada.
— ¡Por favor actualízame! Me siento de otra época.

Generalmente miraba hacia otra parte y no reflexionaba sobre ello, y es que al no poder disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor la perspectiva cambia bastante y el trasmitir y expresar una óptica desde tu particular visión es muy complicado, en fin.

El cuerpo se va haciendo mayor y empieza a enseñar su cara más perezosa ¡ojo! El cuerpo, porque mientras mi mente se sienta joven y fresca, ella y yo seremos capaces de hacer todo lo posible para motivar a la musculatura para que dé pequeños pasos.

“EL PENSAMIENTO ES UN ARMA MUY PODEROSA EN MANOS DE UNA MENTE CREATIVA”

Con mucha nostalgia decidí vender mi equipo analógico, vi el desprendimiento no con tristeza y melancolía sino como un cambio a mejor, además es ya muy difícil y caro encontrar película para diapositivas. Así es como empiezo a descubrir el mundo digital, descubriendo que yo también me tengo que actualizar con el nuevo equipo, complejo y pesado al principio, pero a la vez muy bueno para mantener mi mente activa, ¿acaso la vida no trata de eso, un constante aprendizaje?, pobre de aquel que diga que lo sabe todo y no necesita reciclarse por que se estará acomodando en la ignorancia.

Descubriendo todo un mundo de posibilidades a mis pies, y es que ya no hay excusa para quedarse en casa, descubriendo que la óptica llama a pasear en busca de esa foto fabricada en mi cabeza, buscando la perfección, ese detalle, no sé, todo lo que mi mente sea capaz de imaginar y crear, quizás no la encuentres nunca pero ahí reside toda su magia y misterio, y no salir simplemente a disparar compulsivamente como si de un concurso se tratara, saliendo como si de la primera foto se tratara, con la ilusión de un niño chico, esa es la ilusión que te lleva a no rendirte cada vez que sales de rally fotográfico. Descubriendo que por muchos años que pasen las pasiones se vuelven a reencontrar con mucha más fuerza, al ponerme en contacto después de tantos años con mi antiguo profesor de fotografía en la escuela taller, la pasión que tenemos en común por la fotografía en blanco y negro, no hay distancia ni paso del tiempo que consiga disolverla. Manera de ver este mundo a veces fuera de lugar para mí hablando de la época que me ha tocado vivir, me da mucha tranquilidad ese monocromo, no sé, tanto “color” despista y dispersa mi mente, va más con mi inquietud y curiosidad el carecer de pistas para llegar a la conclusión, si es una foto actual o de época, en definitiva el blanco y negro deja la puerta abierta a mi mente para poder jugar mucho más.

Me parece una forma estupenda de expresión fascinante y objetiva de la diversidad ocular.

Abriendo una puerta mágica

Parece mentira pero ya ha pasado un año, sí, un año haciendo aquello que mi mente ansiaba hacía mucho tiempo, pero que nunca se atrevía a hacer. Un día como hoy decidí abrir la puerta a un mundo lleno de magia e ilusión, decir que no fue tarea fácil ni todo fluyó como un río bravío, sino más bien como manantial dosificando su goteo lentamente.

Cuántas horas acostado en mi cama con mi cuaderno y mi lápiz como única arma, esperando a que vendría ella a visitarme, la amiga creatividad que no siempre está ahí, pero cuando te viene a visitar yo la aprovecho al máximo, y bebo hasta la última gota como si de un zumo se tratara. Al principio te costaba llegar y otras cuando venías, llegabas como un tornado y era complicado enlazar todo debido a la velocidad con que salía todo, pero enseguida me ponía a viajar sin moverme de mi mesa y por arte de magia todo se ralentizaba y todo iba fluyendo de mi cabeza pausado y lento, encontrando esa calma que lleva a centrarse y escribir con sosiego.

Alguna vez la puerta se cierra (famosos bloqueos) pero yo busco a mis musas para tratar de salir cuanto antes de este estado. Mis musas son simples, la lectura, la música y no podía faltar ella, “AMY LEE”, que siempre está ahí con su mirada penetrante y sin decir nada hace que encuentre el camino cuando he perdido el rumbo, su mirada es mi brújula. Mi mente es el mejor tope que tengo para que esa puerta no se cierre por mucho tiempo. Es una forma muy bonita de descubrir algo único que hay dentro de cada persona, único e irrepetible, un potencial que está ahí esperando a que vayas a por él y lo saques afuera como una forma de expresarte a tu manera.

Esta amiga ha hecho que mirar hacia dentro se convierta en reflexión y decidir que no se quede dentro de forma perecedera, la experiencia me ha demostrado que antes de que se vuelva tóxico, es más productivo y satisfactorio convertirlo en algo honesto y bonito para plasmarlo en el papel. Una riada que inunde mi mente de ideas creativas, una puerta se abre ¿pero habrá más puertas por abrir?, lo dejo a tu elección, con un intento que hagas habrás superado muchos niveles a nivel personal. Dejo esta pregunta a modo de reflexión para todos, ¿si puedes abrir esta puerta por qué no vas a poder con las demás?