Archivo de la etiqueta: la vida

Diez años de relación

¡¡¡GANADOR DEL CONCURSO DE RELATOS 2015!!!

Elisabette GanadorNo estaba yo en mi mejor momento, toqué fondo en el terreno laboral. Era camarera y ayudante de cocina, cuatro o cinco días trabajando y no dormía por las noches; urgencias y la baja. Un año pasaría hasta el tribunal médico.

Pero a nivel emocional, entonces, la vida me sonrió, conocí por un anuncio al que sería quizá el hombre de mi vida. Me quedaba algo de lo que había sido como deportista y guardaba una buena figura, también la edad acompañaba, 28 años. Las líneas de la vida aún no poblaban mi cara.

Él no estaba gordo, pero tenía algo de tripa, bebía demasiada coca-cola, luego con el tiempo la dejaría. Ojos azules grisáceos, poco hablador, muy educado y amable. Me gustó y yo creo que le gusté, comenzamos a quedar todos los días, así durante tres meses. Hasta que me dijo de ir a vivir con él.

Sigue leyendo Diez años de relación

Share

El viaje de mi vida

Auf dem WegSe puede viajar de un sitio a otro y disfrutar del paisaje, de pueblos, de ciudades, de las personas que viven en ese entorno y aprender cosas nuevas.

Normalmente, se suele salir de viaje cuando se va de vacaciones y, estos días, suelen ser de relax: intentar cargar las pilas para volver a nuestro lugar de origen con energías renovadas.

A mí, personalmente, me gustaría hacer un viaje a un lugar de fantasía (esto suele darse en los cuentos) donde todo fuese felicidad y armonía y los problemas, que asolan hoy en día a la sociedad, no existiesen. Todo se compartiría y nadie sería más que nadie. Pero esto es una utopía y el mundo real en el que vivimos es muy diferente.

Se puede viajar dentro de uno mismo y conocerse mejor, pero éste es un viaje por la mente que entraña riesgos y, a veces, se puede caer en un pozo sin fondo donde, quizás, no se encuentre la salida.

Sigue leyendo El viaje de mi vida

Share

Buscando un respiro

Elisabette - Buscando un respiroLa vida se vuelve difícil a medida que van pasando los años y nos vienen las cosas que nos cuesta llevar.

Intentas o quieres estar con los pocos amigos que te aprecian. Un apoyo, un respiro para el estrés de emociones.

Se echa de menos los tiempos en que eran pocas las cosas malas de la vida, donde la tranquilidad reinaba, todo era más fácil de conseguir, donde confiabas más en la gente y te hacía sentir bien el relacionarte.

Ahora, con las fuerzas minadas y enfermo el cuerpo por perder demasiadas cosas que desaparecieron por el camino, ahora, puedo ser feliz muy pocas veces, pues cuesta luchar y me dejo las fuerzas en cada paso que doy.

Menos mal que a pesar de todo siempre hay alguien que de algún modo tira de tu mano y consigues que tu tiempo sea más liviano y al fin encuentras un respiro.

Share