Archivos de la categoría Reflexiones

Agur Lur

Agur LurHoy como otra noche más ya desde hace días he amanecido junto a ti, tu mirada penetrante se vuelve a clavar otro día más en mí, aunque sé que tu mirada es tu forma de comunicarte y expresarte conmigo, esta vez no está en mis manos que te puedas quedar un poco más conmigo. Hace ya calor pero mi cuerpo y mi mente están helados, una sensación conocida ya por mí recorre todo mi cuerpo y mi mente, como si empezase a leer un libro en el cual ya se sabe el final de antemano. Sacaste fuerzas durante 10 días pero ya te quedaste vacío y entiendo que te rindas, ahora mismo te voy a dejar que te vayas a dormir que ya toca descansar, pero nos toca descansar a todos, pues las noches y los días han sido muy largos. Voy a resetear mi mente y tratar de recordar tiempos mejores, por ejemplo cuando te acogí conmigo cuando tu familia no te quería, sabes que me diste mucho trabajo y la reeducación fue laboriosa, pero mereció la pena, por fin tenía un compañero con el cual podía ir a la montaña, a la nieve, a escalar, sin que me pusieran la típica excusa de “finde = a bares”. Aizkorri, Txindoki, hay muchas más pero están eran mis cimas favoritas porque en ellas había grandes precipicios a los cuales tú te asomabas sin temor, como el más experimentado montañero, recuerdo esas invernales donde jugabas y te peleabas con la nieve tratando de abrirte camino, me encantaba hacer travesías en la nieve, girarme y ver tus huellas a la par de las mías, lo poco que te gustaba el agua pero cuando bajábamos a Zumaia perdías todos los temores y te sumergías en las aguas saladas. En este punto no me queda más que despedirte como te mereces y es esparciendo tus cenizas allá donde empezó todo esto, una mágica y fantástica relación que empezó hace diez años. Te dejaré en Legazpi donde yo te eduqué, aunque fui yo quien aprendió de ti.

“MILA EZKER LUR, ZUK NI LASAITU NAUZU”

Share

Sueños

Gaviotas 01A veces, la imposibilidad de tener más cosas o situaciones nos lleva a soñar. Soñar con una casita donde vivir con mi amigo que casi es un hermano para mí. Poder ver a Patxi más a menudo, que durmiese alguna vez en mi casa, no tener tantos altibajos, poder ir a Donosti y no tener que estar tan apretada con el dinero.

Son tantas las cosas que pensamos que nos faltan y a veces escuchas que hay que vivir con lo que se tiene, pero los sueños están para soñar y aunque soy un poco ambiciosa y aunque sepa que tal vez no se cumpla nada, yo me atrevo a soñar despierta, pues como decía Calderón, la vida es sueño y los sueños son posibles o no posibles, ahí están para luchar por ellos, y si algo se consigue, mejor.

Tenemos el poder de imaginar y sentir por un segundo que todo podría ser posible y creemos que tal vez algo se cumplirá, por eso a pesar de todo, no perdemos las esperanzas y seguimos soñando porque es bueno soñar.

Share

Descubriendo y expresando

Cámara 01Hace pocas semanas me he vuelto a introducir en ese mundillo de la fotografía, la verdad y debido a no poder ir a la montaña a cierto nivel, hacía años que la tenía arrinconada y cada vez que nos encontrábamos cara a cara la lente y yo ella me hablaba:

— Me decía: Me siento sucia anda sácame el polvo de encima.
— Sácame de paseo pues me siento agarrotada y encerrada.
— ¡Por favor actualízame! Me siento de otra época.

Generalmente miraba hacia otra parte y no reflexionaba sobre ello, y es que al no poder disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor la perspectiva cambia bastante y el trasmitir y expresar una óptica desde tu particular visión es muy complicado, en fin.

El cuerpo se va haciendo mayor y empieza a enseñar su cara más perezosa ¡ojo! El cuerpo, porque mientras mi mente se sienta joven y fresca, ella y yo seremos capaces de hacer todo lo posible para motivar a la musculatura para que dé pequeños pasos.

“EL PENSAMIENTO ES UN ARMA MUY PODEROSA EN MANOS DE UNA MENTE CREATIVA”

Con mucha nostalgia decidí vender mi equipo analógico, vi el desprendimiento no con tristeza y melancolía sino como un cambio a mejor, además es ya muy difícil y caro encontrar película para diapositivas. Así es como empiezo a descubrir el mundo digital, descubriendo que yo también me tengo que actualizar con el nuevo equipo, complejo y pesado al principio, pero a la vez muy bueno para mantener mi mente activa, ¿acaso la vida no trata de eso, un constante aprendizaje?, pobre de aquel que diga que lo sabe todo y no necesita reciclarse por que se estará acomodando en la ignorancia.

Descubriendo todo un mundo de posibilidades a mis pies, y es que ya no hay excusa para quedarse en casa, descubriendo que la óptica llama a pasear en busca de esa foto fabricada en mi cabeza, buscando la perfección, ese detalle, no sé, todo lo que mi mente sea capaz de imaginar y crear, quizás no la encuentres nunca pero ahí reside toda su magia y misterio, y no salir simplemente a disparar compulsivamente como si de un concurso se tratara, saliendo como si de la primera foto se tratara, con la ilusión de un niño chico, esa es la ilusión que te lleva a no rendirte cada vez que sales de rally fotográfico. Descubriendo que por muchos años que pasen las pasiones se vuelven a reencontrar con mucha más fuerza, al ponerme en contacto después de tantos años con mi antiguo profesor de fotografía en la escuela taller, la pasión que tenemos en común por la fotografía en blanco y negro, no hay distancia ni paso del tiempo que consiga disolverla. Manera de ver este mundo a veces fuera de lugar para mí hablando de la época que me ha tocado vivir, me da mucha tranquilidad ese monocromo, no sé, tanto “color” despista y dispersa mi mente, va más con mi inquietud y curiosidad el carecer de pistas para llegar a la conclusión, si es una foto actual o de época, en definitiva el blanco y negro deja la puerta abierta a mi mente para poder jugar mucho más.

Me parece una forma estupenda de expresión fascinante y objetiva de la diversidad ocular.

Share

Al ras del suelo

Vuelo 01Como ese ave que va perdiendo la fuerza de sus alas, y por más que las bate no logra remontar el vuelo, hasta llegar a ras del suelo, hoy estoy así, pero no es nada nuevo. Mañana seguro que volaré alto, y es que soy como el ave fénix, siempre consigo resurgir de mis cenizas y regenerarme, decía que no era nuevo, pues esta montaña rusa emocional en la que me veo inmerso hace tiempo es así, subiendo y bajando sin saber cuándo. Muchas veces a ras del suelo, pero luchando para no estrellarme, pues la experiencia me dice que cuesta mucho más elevar el vuelo desde el suelo, demasiado poco combustible en el tanque de la autoestima como para elevarse.

En ese sitio uno se siente tan pequeño que no se siente persona, en ese sitio da igual qué día sea porque el tiempo se ha parado, en ese sitio gritas en silencio y te frustras porque nadie te oye, en ese sitio sabes que nadie te oye pero gritas sin parar “abrázame y sácame de aquí”, en ese sitio despiertas de tus pesadillas y compruebas que nada ha cambiado y que es igual soñar porque todo está igual.

De pronto algo te llama la atención y te hace reaccionar, es ella, tu amiga la ilusión, que recorre e invade tu mente y te recuerda que vivas el presente y dejes ese pasado tan tormentoso lejos, muy lejos, el futuro pues, no seas un visionario y déjalo que fluya y se acerque poco a poco, no te aceleres y pausadamente pon unos reactores en esas alas tan débiles, deja de dar coletazos a ras del suelo y sal disparado de esas arenas movedizas. Vuela alto hacia el horizonte tratando de buscar la felicidad a tu manera. Por muy pequeña que sea, aférrate a ella, si la pierdes nunca serás capaz de encontrar el camino de vuelta, vívela, siéntela, haz de ella una herramienta en tu día a día y por supuesto no dejes que nadie te la quite, pues tienes derecho a ser feliz.

Share

Un paso importante

Amigas 01¿Os habéis parado a pensar cómo se tejen, entretejen y deshacen las amistades? Muchas, yo diría las más, surgen de encuentros casuales; otras llegan de la mano de otras amistades; y algunas las buscas a propósito. Pero todas ellas, por lo general, tienen en común el que son el encuentro de dos almas con la misma sintonía, que no gemelas. Porque en las amistades -como en el amor- hay muchas ocasiones en que las personas son como dos polos opuestos que se complementan, y otras en las que parecen hechas con el mismo molde. Así se tejen la mayoría.

Pero para entretejerlas hacen falta grandes dosis de cariño y de amor; de tiempo y dedicación; de afecto y sinceridad; de charlas en el café, o en el parque, o en el campo o en casa del otro, o en el trabajo; de intercambio de sentimientos, vivencias, experiencias e información.

Y para deshacerlas. ¡Qué sé yo! Malentendidos, frialdad, distanciamientos, enojos, envidias, celos o, simplemente, dejar ir. Yo, a veces, pienso que soy especialista en esto último porque conservo pocas amistades de aquellas que surgieron en mi niñez, adolescencia y juventud. Y eso que sigo viviendo en la misma ciudad y frecuentando prácticamente los mismos lugares que me vieron crecer.

Pero hoy he dado un paso importante en pro de la amistad. Utilizando las redes sociales he contactado con unas amigas que hacía tiempo no veía. Una es una antigua compañera de colegio, de la que me alejé yo a propósito porque juzgué mal su conducta, cuando yo no soy quién para juzgar a nadie. Lo cierto es que ahora está enferma y creo que he hecho bien en dar el paso, aunque no sé si recibiré respuesta. Otras son dos amigas de las que tenía cuando trabajaba y con las que hace mucho, muchísimo tiempo, que no me siento a tomar un café. De éstas espero pronta respuesta.

Sea como fuere, estoy satisfecha. Me siento feliz de haber dado ese paso para contactar con ellas. Y me encantaría poder recuperar su amistad. Porque aunque ellas no lo sepan a ciencia cierta, no me importa proclamar a los cuatro vientos que las quiero. Y por eso no dudo en afirmar que me gustaría reincorporarlas a mi vida, a esta vida de la que nunca debieron salir.

Share

Me escabullo

Me escabullo 01A veces me cuesta encontrarme conmigo misma. Intento atraparme, pero me escabullo. Eludo mi mirada. Me hablo, pero me cierro en un hermetismo tal que me es imposible arrancarme ni una sola palabra. Quiero ser yo hasta tal extremo que me atrinchero, me meto en mi caparazón y me niego a salir por temor no sólo a enfrentarme a los demás sino también a mí misma.

Son tantos los fantasmas que pululan dentro de mi ser que tengo miedo hasta de encararme con la imagen que pueda devolverme el espejo.

Sé que soy débil. Y aún así me reconozco fuerte. Soy hermosa, pero en mí reside también la fealdad. Soy libre y esclava. Soy mujer y no por ello dejo de ansiar en ciertas ocasiones la masculinidad. Soy trabajadora y extremadamente vaga. Soy calma, quietud, y un huracán. Soy emociones y puro sentimiento, aderezado con pequeñas dosis de raciocinio. Soy aire puro y enrarecido. Soy pues pura contradicción.

¿Quién me puede salvar? Sólo encuentro una respuesta: “Yo”. ¡Qué difícil de pronunciar! Y es que está hecha a base de energía, sí; pero combinada con grandes dosis de soledad.

¿Me quiero? Quizá… Eso es algo que tengo que pensar. Quizá no lo suficiente. O quizá sí. No lo sé. Hoy no lo sé. Mañana sí, tal vez mañana…

Share

Abriendo una puerta mágica

Parece mentira pero ya ha pasado un año, sí, un año haciendo aquello que mi mente ansiaba hacía mucho tiempo, pero que nunca se atrevía a hacer. Un día como hoy decidí abrir la puerta a un mundo lleno de magia e ilusión, decir que no fue tarea fácil ni todo fluyó como un río bravío, sino más bien como manantial dosificando su goteo lentamente.

Cuántas horas acostado en mi cama con mi cuaderno y mi lápiz como única arma, esperando a que vendría ella a visitarme, la amiga creatividad que no siempre está ahí, pero cuando te viene a visitar yo la aprovecho al máximo, y bebo hasta la última gota como si de un zumo se tratara. Al principio te costaba llegar y otras cuando venías, llegabas como un tornado y era complicado enlazar todo debido a la velocidad con que salía todo, pero enseguida me ponía a viajar sin moverme de mi mesa y por arte de magia todo se ralentizaba y todo iba fluyendo de mi cabeza pausado y lento, encontrando esa calma que lleva a centrarse y escribir con sosiego.

Alguna vez la puerta se cierra (famosos bloqueos) pero yo busco a mis musas para tratar de salir cuanto antes de este estado. Mis musas son simples, la lectura, la música y no podía faltar ella, “AMY LEE”, que siempre está ahí con su mirada penetrante y sin decir nada hace que encuentre el camino cuando he perdido el rumbo, su mirada es mi brújula. Mi mente es el mejor tope que tengo para que esa puerta no se cierre por mucho tiempo. Es una forma muy bonita de descubrir algo único que hay dentro de cada persona, único e irrepetible, un potencial que está ahí esperando a que vayas a por él y lo saques afuera como una forma de expresarte a tu manera.

Esta amiga ha hecho que mirar hacia dentro se convierta en reflexión y decidir que no se quede dentro de forma perecedera, la experiencia me ha demostrado que antes de que se vuelva tóxico, es más productivo y satisfactorio convertirlo en algo honesto y bonito para plasmarlo en el papel. Una riada que inunde mi mente de ideas creativas, una puerta se abre ¿pero habrá más puertas por abrir?, lo dejo a tu elección, con un intento que hagas habrás superado muchos niveles a nivel personal. Dejo esta pregunta a modo de reflexión para todos, ¿si puedes abrir esta puerta por qué no vas a poder con las demás?

Share

Contigo un día al mes

Elisabette - Contigo un día al mesUn día al mes la vida te trae a donde estoy. Desaparece por dos horas “Elisabette” y aparece tu amá.

Ya con tiempo compro el huevo kínder de chocolate que tanto te gusta. Estando contigo me olvido de todo, tan sólo estamos tú y yo. Nuestro pequeño espacio para que sepas que pienso en ti y que te quiero con todo mi corazón. No me basta pero aprovecho cada instante como si fuera el último segundo de mi vida.

Y me encanta hablar contigo hombrecito de nueve años. De vez en cuando me haces alguna pregunta, pero muy pocas, como si tuvieras miedo a saber más ¡Pregunta cariño! Que seguro tendré una respuesta lo más adecuada posible, pues tú eres mi niño.

Mientras estamos surge algún que otro beso y abrazo y gracias a Dios los recibes con agrado,

Y yo te los doy para que te llegue mi amor y cuando te sientas decaído en tu día a día de niño, te acuerdes que tu amá estará una vez más para jugar hablar… CONTIGO UN DÍA AL MES.

Share

Buscando un respiro

Elisabette - Buscando un respiroLa vida se vuelve difícil a medida que van pasando los años y nos vienen las cosas que nos cuesta llevar.

Intentas o quieres estar con los pocos amigos que te aprecian. Un apoyo, un respiro para el estrés de emociones.

Se echa de menos los tiempos en que eran pocas las cosas malas de la vida, donde la tranquilidad reinaba, todo era más fácil de conseguir, donde confiabas más en la gente y te hacía sentir bien el relacionarte.

Ahora, con las fuerzas minadas y enfermo el cuerpo por perder demasiadas cosas que desaparecieron por el camino, ahora, puedo ser feliz muy pocas veces, pues cuesta luchar y me dejo las fuerzas en cada paso que doy.

Menos mal que a pesar de todo siempre hay alguien que de algún modo tira de tu mano y consigues que tu tiempo sea más liviano y al fin encuentras un respiro.

Share