Contigo un día al mes

Elisabette - Contigo un día al mesUn día al mes la vida te trae a donde estoy. Desaparece por dos horas “Elisabette” y aparece tu amá.

Ya con tiempo compro el huevo kínder de chocolate que tanto te gusta. Estando contigo me olvido de todo, tan sólo estamos tú y yo. Nuestro pequeño espacio para que sepas que pienso en ti y que te quiero con todo mi corazón. No me basta pero aprovecho cada instante como si fuera el último segundo de mi vida.

Y me encanta hablar contigo hombrecito de nueve años. De vez en cuando me haces alguna pregunta, pero muy pocas, como si tuvieras miedo a saber más ¡Pregunta cariño! Que seguro tendré una respuesta lo más adecuada posible, pues tú eres mi niño.

Mientras estamos surge algún que otro beso y abrazo y gracias a Dios los recibes con agrado,

Y yo te los doy para que te llegue mi amor y cuando te sientas decaído en tu día a día de niño, te acuerdes que tu amá estará una vez más para jugar hablar… CONTIGO UN DÍA AL MES.

Share

4 pensamientos sobre “Contigo un día al mes”

  1. me enternece vuestro amor materno-filial. me imagino que también tendréis horas bajas, como nos pasa a todos los humanos. un beso muy fuerte.

  2. Precisamente ayer discutí con mi madre y no fue una discursión cualquiera porque aunque estoy de acuerdo contigo en que siempre la tendre es obvio que no siempre fisicamente aunque deje buen poso . Ahora he aprendido que seré más prudente a la hora de explayarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.