Relato

atletismo01Estuve este día de primavera compitiendo en la pista de atletismo.

Yo me preparé bien, aquel día anduve unos seis kilómetros para llegar hasta Burlada. Después de guardar la bolsa de deporte en el vestuario, comencé el calentamiento previo a la carrera.

Aun no teniendo el calzado apropiado para saltar a la pista, decidimos los cuatro correr en la competición de la distancia de cuatrocientos metros, concretamente en los relevos de 4 por 400 ms.

Me ofrecieron sustituir a un atleta que por causa de un malestar no podía formar parte en su grupo de corredores.

Todavía desconozco el nombre de los muchachos, todos éramos jóvenes, yo tenía veintitrés años y aquella fue mi última carrera de competición en las pistas de atletismo.

Los cuatro hicimos una magistral carrera; el primer relevo lo portaba yo, que salí con el calzado prestado por el último relevista de mi equipo de compañeros.

Los rivales eran ocho y todos teníamos ganas de triunfar.

El disparo de pistola de fogueo sonó y salimos corriendo en busca de la meta; corrí como no lo había hecho nunca, ni un atisbo de flaqueza, cuando pasé la primera curva ya eran batidos mis rivales, era yo el que iba en primera posición.

El curso de lo que me separaba de la meta lo hice todavía más rápido, llegando a la meta en solitario.

Entregué el testigo al segundo de mis compañeros, cuando este finalizó su carrera llegó también en primer lugar y así sucesivamente con los otros dos relevistas de mi equipo llegando también en primer lugar. Al finalizar nos abrazamos, y nos dieron la noticia: habéis batido el record navarro del cuatro por cuatrocientos. Este fue dentro del campeonato de Navarra de atletismo en el año 1983.

• Ramita de Jesé •

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.